Entrevista a Ignasi Biosca
Presidente de CataloniaBio y CEO de Reig Jofre

Repensando las ciencias de la vida: la emergencia de las biofarmas

Los cambios en el sector de la salud y las ciencias de la vida obligan a las empresas biotecnológicas y farmacéuticas a colaborar, de forma cada vez más estrecha, en un nuevo modelo de coexistencia donde cada una aporta lo mejor de su know-how. Ignasi Biosca, presidente de CataloniaBio y CEO de Reig Jofre, repasa los motivos que explican esta nueva era de las biofarmas y los retos y oportunidades que supone para los agentes del sector.

Hay una tendencia creciente a la externalización de I+D de las farmacéuticas. ¿Cómo afecta a la relación entre farmacéuticas y biotecnológicas?

La manera de hacer I+D farmacéutica ha cambiado mucho en los últimos años. El modelo histórico de hacer investigación de manera totalmente integrada y verticalizada dentro de las farmacéuticas ya no volverá. En determinados casos las farmacéuticas seguirán apostando por proyectos de investigación intramuros –dentro de las compañías–, pero la tendencia creciente es que esta investigación se hará extramuros.

¿Por qué?

Uno de los motivos es la financiación de la investigación, que cada vez implica costes más elevados y con más riesgos. Cuando los proyectos están en fases incipientes necesitan una estructura de financiación determinada –fondo de capital riesgo, inversores particulares, friends, fools and family… dispuestos a asumir estos riesgos–, pero cuando los proyectos se consolidan y logran ciertos hitos, se tendrán que integrar dentro de las compañías farmacéuticas y evolucionar con ellas. Las compañías biotecnológicas y farmacéuticas están, por tanto, destinadas a entenderse y encontrar un modelo de coexistencia.

“Las compañías biotecnológicas y farmacéuticas están destinadas a entenderse y encontrar un modelo de coexistencia”

¿Cómo se articula esta coexistencia?

Actualmente hay una gran variedad de colaboraciones entre el sector farmacéutico y el biotecnológico: start-up, spin-off, acuerdos de colaboración y desarrollo, licencias, ventas estrictas, aceleradoras… Somos un sector que innova no solo en los productos, sino también en los modelos de relación que establecen los diferentes actores.

“Somos un sector que innova no solo en los productos, sino también en los modelos de relación que establecen los diferentes actores”

¿Es imprescindible esta colaboración para ser competitivos?

En otras industrias la investigación se hace de manera muy cerrada: ¡que nadie se entere de lo que estás haciendo! Nuestro sector, en cambio, sorprende por su capacidad de apertura y colaboración.

Las ayudas públicas tienen que tener la función de definir tendencias, sin intervenir directamente. En este sentido, tanto las ayudas de la Generalitat, como las del Estado (CDTI) o las europeas han incentivado los proyectos colaborativos. Y esto ha sido muy positivo para el sector puesto que ha hecho que nos acostumbremos a trabajar en forma de consorcio. Pero ahora haría falta que estas ayudas incentivaran la colaboración internacional, que nos obliguen a buscar socios extranjeros. Los proyectos europeos ya lo hacen, pero los catalanes y españoles no tienen en cuenta esta variable.

Un ejemplo paradigmático de colaboración biofarmacéutica en Cataluña es el acuerdo entre Oryzon Genomics y Roche. ¿Serán más habituales este tipo de acuerdos en los próximos años?

Estamos en un momento muy bueno. Las compañías del sector han sufrido mucho, y esto ha agudizado el ingenio. El caso de Oryzon y Roche es paradigmático porque es el primero, pero durante 2015 se vieron otros casos que confirman que el modelo es viable: por ejemplo, el acuerdo de Palobiofarma con Novartis o acuerdos de financiación relevantes como la ampliación de capital en Minoryx con capital nacional e internacional.

Estos ejemplos corroboran que la ciencia que se está haciendo en la BioRegión es buena: lo más importante es hacer proyectos de primerísimo nivel científico, y los resultados ya llegarán.

¿De qué manera la competencia de los medicamentos genéricos, la carencia de blockbusters y la irrupción de los biosimilares está transformando la I+D de las farmacéuticas?

La transformación hacia una investigación extramuros es fruto de estos cambios que han reducido el margen económico de las compañías farmacéuticas y las ha obligado a buscar capital de otras fuentes. Las compañías farmacéuticas nacionales, por su idiosincrasia, han visto especialmente reducida su capacitad de inversión en investigación debido a la bajada de precios generalizada y, sobre todo, por la contracción del mercado, alrededor del 30% en los últimos años: son miles de millones de euros que han desaparecido del mercado y que ya no pueden financiar investigación.

Los cambios que están desarrollando las grandes farmacéuticas para avanzar hacia una mentalidad beyond the pill que incluye servicios de telemedicina, big data, programas de bienestar y, en definitiva, una nueva interacción con el paciente, evidencia el gran cambio que implica la transformación digital. ¿Qué oportunidades y obstáculos plantea este reto?

La tecnología, presente en muchos ámbitos de nuestra vida, tiene que entrar en el mundo de la salud. Ya vemos proyectos como Devicare o Ascidea, y muchos de diagnóstico y análisis de datos, que empiezan a unir salud y tecnología. Actualmente, ya tenemos acceso a los datos absolutos y no solo a las estadísticas, lo cual nos permitiría, por ejemplo, llevar los estudios clínicos mucho más lejos y poder hacer un seguimiento del efecto de un fármaco para cada paciente individual, incluso después de salir al mercado.

Es una oportunidad inmensa, pero por la elevada regulación a la cual está sometido nuestro sector, hay el riesgo de que el regulador pueda frenar el crecimiento de estas tendencias en lugar de dinamizarlas si no se da cuenta de la oportunidad que suponen.

Esto puede hacer que compañías como Google o Apple acaben marcando la pauta y los reguladores tengan que ir detrás para establecer un marco legislativo que dé cabida a los avances tecnológicos que vayan saliendo. Ahora hay la oportunidad de hacerlo a la inversa.

“Las nuevas tecnologías abren una oportunidad inmensa en salud pero si la regulación frena su avance, tecnológicas como Google o Apple marcarán la pauta”

El conservadurismo con que tradicionalmente se ha asociado la industria farmacéutica ¿puede ser otra amenaza para estas tendencias?

La industria farmacéutica es conservadora porque está acostumbrada a moverse en terrenos muy regulados. Mientras no haya regulación, explora poco: ha perdido la frescura que tienen otras industrias como la de las tecnologías, donde la ausencia de regulación ha permitido innovar mucho más rápidamente.

¿Cómo afectan los recortes del gasto sanitario público y la expiración de los derechos de patente a los planes de negocio de las farmacéuticas? ¿Cómo se están adaptando?

El recorte del gasto sanitario está tensando las cuentas de resultados de las empresas farmacéuticas nacionales, que no tienen la capacidad de absorber determinados movimientos y tienen que sobrevivir con sus propios mercados locales. Su capacidad de inversión es, pues, limitada. La Administración pública tiene que ser consciente de que tiene un papel muy importante a la hora de dinamizar las tecnologías desarrolladas aquí, y por eso la compra pública innovadora continúa siendo muy importante para empujar a las compañías locales.

Las farmacéuticas buscan modelos de innovación abierta. Entre las compañías de innovación radical (a menudo grandes multinacionales) y las compañías de genéricos hay un marco muy amplio en el cual se sitúan la mayoría de empresas, que tienen que encontrar su espacio diferencial con la innovación incremental, a la cual no siempre se le da la importancia que merece.

La financiación continúa siendo el principal obstáculo que tienen las empresas biotecnológicas, especialmente las más pequeñas. ¿Qué papel puede tener la colaboración con las farmacéuticas en la financiación de estas empresas?

La relación con las empresas farmacéuticas es clave para las pequeñas biotecnológicas, no tanto por su papel en la financiación directa de proyectos –para hacerlo hay las entidades financieras– sino por la colaboración a largo plazo.

La biotecnológica debe exigir un proyecto de codesarrollo donde cada parte aporte lo mejor de sí misma: la farmacéutica tiene que asumir el diseño clínico, el escalado industrial, la ejecución de ensayos clínicos internacionales, el market access, argumentarios médicos para llegar al mercado, etc. La biotecnológica, por su parte, tiene que mantener su idiosincrasia y continuar siendo independiente para poner todo el foco en el proyecto y llegar al objetivo.

En este sentido, es muy importante que las farmacéuticas, sobre todo las multinacionales, estén dispuestas a pagar bien los proyectos de éxito procedentes de las biotecnológicas: que el premio para los buenos proyectos sea alto. Si la recompensa es buena y tanto los emprendedores biotecnológicos como los inversores de la fase inicial obtienen un buen retorno, el sistema funcionará y continuarán surgiendo proyectos de riesgo.

“Las farmacéuticas tienen que pagar bien los buenos proyectos de las biotecnológicas: solo si el premio es alto el sistema podrá continuar funcionando”

¿Qué otras vías de financiación necesita el sector?

En Cataluña y España tenemos una asignatura pendiente: el acceso adecuado a los mercados de capitales. Ya tenemos experiencias positivas como la misma Reig Jofre y Oryzon en el mercado continuo, o Inkemia y AB-Biotics en el mercado alternativo bursátil (MAB). Es una forma alternativa de acceder a un capital que busca un retorno, con participaciones pequeñas y con liquidez, que permiten entrar y salir del proyecto cuando el inversor lo necesite, pero sin involucrarse en el proyecto. Tienen que continuar aumentando estas experiencias: esto demuestra la madurez del sector.

Por otra parte, se tiene que destacar el papel de los fondos de capital riesgo especializados en la BioRegión, que financian proyectos cada vez más grandes y arrastran capital internacional.

¿Cuáles son las principales necesidades del sector biofarmacéutico en Cataluña para poder competir en igualdad de condiciones internacionalmente?

Lo más importante, aquí y en todo el mundo, es tener proyectos de investigación de primerísimo nivel científico.

En Cataluña tenemos centros de investigación, hospitales y universidades de primer nivel y es aquí donde tienen que surgir los proyectos que después se consoliden en forma de empresas para cubrir las necesidades de los pacientes. Hay que dejar de apostar por la figura idealizada del hombre renacentista que reúne en una única persona los roles de científico y emprendedor: se tienen que diferenciar los diferentes perfiles de la cadena. Por eso, todo lo que está relacionado con la valorización de la investigación es muy importante, para garantizar que se identifican el máximo número de buenos proyectos y que llegan al mercado.

Casos de éxito


  • Bioibérica

    Josep EscaichCEO
    1975 Año de fundación358 Trabajadores246,8M€ Facturación

    Bioibérica

    Josep EscaichCEO
    1975 Año de fundación358 Trabajadores246,8M€Facturaciónwww.bioiberica.com
    • Misión de la empresa

      Bioibérica es una compañía biotecnológica especializada en la identificación y extracción de biomoléculas de elevado valor terapéutico a partir de tejidos de origen animal. Hablamos de biomoléculas aplicables a cualquier campo de las ciencias de la vida: somos los primeros productores occidentales de heparina, el anticoagulante y antitrombótico más utilizado en el mundo; y somos especialistas en artrosis y salud de las articulaciones, área en la cual producimos el sulfato de condroitina, un medicamento que se ha demostrado capaz de frenar el avance de la enfermedad. Solo en el área de salud humana, tratamos más de 15 millones de pacientes al año en todo el mundo. También hemos desarrollado una línea de ingredientes para la nutrición animal y productos naturales para ayudar a los cultivos a superar el estrés vegetal y a mejorar su rendimiento.

    • ¿Qué innovación aportan al mercado?

      Tenemos dos líneas de innovación estratégicas: una en biotecnología y otra en la gestión del talento de nuestras personas.

      En Bioibérica estamos constantemente investigando y desarrollando nuevos compuestos, obtenidos a partir de tejidos de origen animal, que puedan tener una aplicación en el campo de las ciencias de la vida. Por lo tanto, damos valor a estas materias primas animales, siempre a través de la ciencia y la evidencia científica. Aquí estriba nuestra innovación y nuestra aportación al mercado. Por ejemplo: uno de los proyectos en el cual estamos trabajando ahora mismo es en un compuesto, aislado a partir del cerebro del cerdo, que ha conseguido resultados positivos, en fase preclínica, a la hora de frenar el Alzheimer.

      En cuanto a la innovación en la gestión del talento de las personas, hemos puesto en marcha un programa llamado Bioflow, basado en la psicología positiva, que potencia las fortalezas personales de cada uno de nuestros colaboradores para que puedan afrontar los retos personales y profesionales con las máximas garantías de éxito.

    • ¿Cuál es el hito más importante que han logrado hasta ahora?

      Desde la fundación de la compañía hemos logrado dos grandes éxitos: convertirnos en uno de los principales referentes del mundo en heparina y liderar científicamente la investigación e innovación en artrosis. Colaboramos con un centenar de centros de investigación de todo el mundo y construimos alianzas estratégicas con los principales investigadores e instituciones en cada una de nuestras áreas de especialización.

    • ¿Qué les gustaría leer en los periódicos sobre su empresa dentro de unos años?

      Que en Bioibérica hay un equipo humano que intenta trabajar por el bien de la sociedad con felicidad. Queremos conseguir resultados empresariales y científicos pero siempre desde el bienestar y la felicidad de nuestro equipo.

    +

  • Grifols

    Javier JorbaPresidente de Grifols Bioscience Ind. Group
    1940 Año de fundación14.737 Trabajadores3.934,6M€ Facturación

    Grifols

    Javier JorbaPresidente de Grifols Bioscience Ind. Group
    1940 Año de fundación14.737 Trabajadores3.934,6M€Facturaciónwww.grifols.com
    • Misión de la empresa

      Grifols es una compañía global de referencia mundial en el sector sanitario. La misión de las más de 14.000 personas que integran Grifols en 30 países es contribuir a mejorar la salud y el bienestar de las personas mediante la investigación, el desarrollo, la fabricación y la comercialización de medicamentos biológicos derivados del plasma, sistemas de diagnóstico clínico y especialidades farmacéuticas de uso hospitalario. Fundada en 1940, en 2015 Grifols es una compañía con más de 75 años de compromiso con pacientes y profesionales sanitarios; de compromiso con la innovación.

    • ¿Qué innovación aportan al mercado?

      En Grifols la innovación es uno de los pilares fundacionales y forma parte de nuestro compromiso con los pacientes y los profesionales sanitarios. Este compromiso nos permite ser una de las 100 compañías más innovadoras del mundo según la revista Forbes.

      1. A través de la División Bioscience, principal línea de actividad, aunamos el legado de 75 años de historia y ofrecemos proteínas derivadas del plasma que salvan y mejoran las condiciones de vida de los pacientes. Actualmente, Grifols es la tercera compañía del mundo del sector y la primera de Europa. Entre las principales proteínas figuran:

      - Inmunoglobulinas, especialmente la intravenosa (IVIG), para tratar trastornos inmunológicos.

      - Albúmina para el restablecimiento y mantenimiento del volumen circulatorio.

      - Factor VIII para el tratamiento y la profilaxis de la hemofilia.

      - Alfa-1antitripsina, que protege contra la degradación de tejidos pulmonares (enfisema pulmonar)

      2. Como especialistas en diagnóstico, nuestros productos y servicios también contribuyen al cuidado de la salud y ayudan al profesional médico a la toma de decisiones. La División Diagnostic de Grifols se centra en dos áreas clave de especialización: medicina transfusional y análisis clínico.

      Somos líderes en medicina transfusional con la línea de productos de tipaje sanguíneo, tecnología NAT y producción de antígenos para reactivos de inmunoensayo, y, hoy por hoy, somos la única compañía que ofrece soluciones integrales para centros de donación de sangre y plasma controlando todo el proceso, desde la donación hasta la transfusión.

      3. A través de la División Hospital ofrecemos productos farmacéuticos no biológicos y suministros sanitarios para la farmacia hospitalaria.

      En Grifols impulsamos la innovación investigando nuevas proteínas plasmáticas con efecto terapéutico o nuevas indicaciones para las proteínas actuales. En este sentido, destinamos directamente entre el 5% - 6% de los ingresos anuales a I+D. Concretamente, en 2015 invertimos 236 millones de euros en I+D.

      Además, Grifols está presente en nuevos campos de investigación a través de compañías participadas. Por lo tanto, Grifols también promueve iniciativas de carácter biotecnológico participando en empresas de investigación para financiar proyectos de I+D en campos como el Alzheimer o la medicina personalizada, entre otros.

      Grifols es accionista mayoritario en compañías de investigación como Araclon Biotech, Nanotherapix, Progenika Biopharma y Kiro Robotics. Además, cuenta con participaciones en Aradigm Corporation, TiGenix, Alkahest, AlbaJuna Therapeutics y VCN Biosciences.

    • ¿Cuál es el objetivo más importante que han conseguido hasta ahora?

      En más de 75 años de historia son muchos los objetivos conseguidos y las etapas por las que hemos pasado. Hemos sabido adaptarnos a los nuevos tiempos, pasando de ser una compañía familiar a una multinacional; hemos potenciado la expansión internacional para convertirnos en una compañía global; y hemos impulsado decididamente la actividad de los derivados del plasma al tiempo que se mantenía la fabricación de soluciones intravenosas y de diagnóstico, que fueron la base de la empresa durante décadas.

      A día de hoy, Grifols es una compañía internacionalizada y bien diversificada con presencia directa en 30 países y con ventas y distribución en más de 100.

      Desde la perspectiva de negocio, salir a bolsa el año 2006 fue fundamental. Como también fueron la culminación de diversas adquisiciones estratégicas como la de Talecris (2011) o la de la unidad de diagnóstico transfusional de Novartis (2014).

      Desde una perspectiva más científica, a lo largo de más de 75 años de historia las aportaciones de Grifols han contribuido al avance de los derivados del plasma en beneficio de los pacientes. La compañía ha sido pionera en el desarrollo de técnicas y procesos de obtención y producción de proteínas plasmáticas que actualmente utiliza la industria del sector.

      La innovación como objetivo ha sido, es y será fundamental. Se centra en métodos de producción cada vez más eficientes y seguros; nuevas indicaciones para los productos plasmáticos que permiten tratar más enfermedades minoritarias; y presentaciones de productos adaptadas para hacer más fáciles los tratamientos. Desde esta perspectiva, lo mejor todavía está por llegar.

    • ¿Qué les gustaría leer en los periódicos sobre su empresa de aquí a unos años?

      El trabajo que hacemos en Grifols no lo hacemos con el objetivo de generar titulares en los periódicos, pero sí forma parte de nuestro ADN contribuir al avance científico y de la sociedad.

      Para la compañía es imprescindible potenciar la investigación en Alzheimer ante el progresivo envejecimiento de las sociedades desarrolladas y su alto impacto económico y social. Nuestra estrategia aborda los tres principales campos de actuación: nuevos tratamientos dirigidos a ralentizar su evolución, diagnóstico temprano y desarrollo de una vacuna como medida profiláctica.
      El estudio AMBAR (Alzheimer Management by Albumin Replacement), que ensaya la combinación de la extracción de plasma y su reposición con albúmina Grifols (recambio plasmático), sigue adelante. Además, la compañía continúa trabajando en la validación de un kit diagnóstico y en el desarrollo de una vacuna contra el Alzheimer, actualmente en fase I de ensayo clínico.

      El éxito de estos proyectos sería, sin duda, una buena noticia para la sociedad.

    +

  • Kern Pharma

    Manuel GarridoDirector general
    1999 Año de fundación776 Trabajadores171M€ Facturación

    Kern Pharma

    Manuel GarridoDirector general
    1999 Año de fundación776 Trabajadores171M€Facturaciónwww.kernpharma.com
    • Misión de la empresa

      Kern Pharma es un laboratorio farmacéutico comprometido con las personas y responsable de ofrecer día a día las mejores soluciones a pacientes, médicos y farmacéuticos.

    • ¿Qué innovación aportan al mercado?

      En el ámbito de los medicamentos genéricos, donde somos un laboratorio de referencia, contamos con desarrollo y fabricación propia. Esto nos permite trabajar con fórmulas farmacéuticas mejoradas y presentaciones que favorecen la correcta administración del medicamento al paciente. Además, estamos desarrollando productos de mayor valor añadido que nos permitan ser aún más competitivos en el futuro.

    • ¿Cuál es el objetivo más importante que han conseguido hasta ahora?

      La decisión estratégica más importante de los últimos años ha sido introducirnos en el mercado de los medicamentos biosimilares a través de nuestra división Kern Pharma Biologics. En febrero de 2015, lanzamos al mercado Remsima® (infliximab), el primer anticuerpo monoclonal biosimilar (mAb) aprobado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Esto nos ha convertido en el primer laboratorio nacional que comercializa un anticuerpo monoclonal biosimilar en España. Se trata del primer producto que hemos comercializado en este ámbito gracias al acuerdo con Celltrion Healthcare, una de las compañías biotecnológicas más cualificadas y con mayor experiencia en biosimilares. Es un proyecto de gran envergadura que será crucial en la hoja de ruta de la compañía durante los próximos años.

    • ¿Qué le gustaría leer en los periódicos sobre su empresa de aquí a unos años?

      Nos gustaría que se nos reconociera por ser el laboratorio más comprometido con las personas y que ofrece las mejores soluciones a pacientes, médicos y farmacéuticos.

    +


  • Minoryx

    Marc MartinellCEO
    2011 Año de fundación16 Trabajadores- Facturación

    Minoryx

    Marc MartinellCEO
    2011 Año de fundación16 Trabajadores-Facturaciónwww.minoryx.com
    • Misión de la empresa

      Desarrollo de fármacos para enfermedades minoritarias, principalmente para errores congénitos del metabolismo, como por ejemplo la adrenoleucodistrofia, y enfermedades lisosomales.

    • ¿Qué innovación aportan al mercado?

      Tratamientos farmacológicos para enfermedades que hoy en día son incurables, mediante la interacción con agentes del sector, aportando nuestro conocimiento a las etapas iniciales del desarrollo de fármacos, a través de una plataforma con tecnología propietaria.

    • ¿Cuál es el hito más importante que han logrado hasta ahora?

      Haber iniciado los estudios regulatorios con un primer candidato para la adrenoleucodistrofia (MIN-102); haber construido un equipo comprometido, sólido y muy preparado, y haber conseguido captar el interés de las fuentes de capital riesgo internacional mediante una ronda de 19,4 M€ liderada por Ysios Capital, y con la participación de Caixa Capital Risc, Kurma Partners, Roche Venture Fund, Chiesi Ventures, Idinvest Partners y Health Equity.

    • ¿Qué les gustaría leer en los periódicos sobre su empresa dentro de unos años?

      Que alguno de nuestros fármacos ha llegado al mercado y cura a personas afectadas por enfermedades que hasta ahora no tenían tratamiento.

    +

  • Oryzon

    Carlos BuesaCEO
    2000 Año de fundación35 Trabajadores4,3M€ Facturación

    Oryzon

    Carlos BuesaCEO
    2000 Año de fundación35 Trabajadores4,3M€Facturaciónwww.oryzon.com
    • Misión de la empresa

      Identificar y manipular genes y proteínas que permitan el desarrollo de nuevas herramientas terapéuticas que redunden en una mejora de la salud humana, atendiendo a las necesidades clínicas que no estaban cubiertas.

    • ¿Qué innovación aportan al mercado?

      Oryzon es pionera y una de las referencias en epigenética, un ámbito de innovación en que las grandes empresas apenas hace unos años que empiezan a invertir y en el cual poca gente creía. Grandes farmacéuticas han empezado recientemente a apostar por dianas en las que nosotros trabajamos desde hace años: hacemos cosas que antes nunca nadie se había planteado hacer.
      Oryzon empezó ofreciendo servicios en genómica gracias a su plataforma tecnológica, y en 2004 se centró en la investigación y desarrollo de biomarcadores para proyectos de diagnóstico in vitro de expresión génica. En 2008, Oryzon inicia su foco actual: la investigación en epigenética para terapia. De aquí sale el primer proyecto innovador en terapia enfocado a una diana epigenética para una necesidad de oncología, en concreto la leucemia, licenciado a Roche en abril de 2014 y actualmente en fase I clínica.

    • ¿Cuál es el hito más importante que han logrado hasta ahora?

      Haber avanzado en áreas terapéuticas que hasta ahora no se habían planteado nunca desde la perspectiva epigenética: este éxito se hace evidente por el acuerdo de licencia firmado con Roche para investigar, desarrollar y comercializar medicamentos en onco-hematología y tumores sólidos basados en la epigenética. Lo más importante, sin embargo, es la ciencia que hay detrás de este proyecto y otros en los que continuamos trabajando, puesto que no somos empresa de un solo producto. Después de este primer acuerdo firmado con Roche pueden venir otros acuerdos con otras empresas farmacéuticas de referencia; por ejemplo, seguimos avanzando en el proyecto enfocado a enfermedades neurodegenerativas con el que Oryzon tiene previsto iniciar la primera administración en humanos (fase I clínica) en 2016.

    • ¿Qué les gustaría leer en los periódicos sobre su empresa dentro de unos años?

      Los grandes decisores de las grandes multinacionales farmacéuticas ya nos conocen y ya somos un referente en epigenética en el sector, especialmente a nivel europeo, pero nos gustaría convertirnos en una empresa de referencia integrada en la sociedad. Que el público general, dentro y fuera del país, nos conozca como una empresa en el ámbito de la salud que aporta un valor significativo en el descubrimiento y la investigación de terapias beneficiosas en enfermedades con necesidades aún no cubiertas.

    +

  • Reig Jofre

    Ignasi BioscaCEO
    1929 Año de fundación850 Trabajadores157M€ Facturación

    Reig Jofre

    Ignasi BioscaCEO
    1929 Año de fundación850 Trabajadores157M€Facturaciónwww.reigjofre.com
    • Misión de la empresa

      Nuestra misión es el compromiso por la salud. Por este motivo enfocamos nuestra actividad en la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de fármacos y complementos nutricionales, y la fabricación especializada para terceros.

      La internacionalización es uno de los pilares estratégicos. Reig Jofre (RJF) llega con sus productos de desarrollo propio a una decena de países de forma directa con equipos propios, y a más de 40 mercados adicionales a través de acuerdos con licenciatarios y distribuidores con capacidad comercial sólida localmente.

      RJF tiene una clara vocación de apoyo al desarrollo del sector de ciencias de la vida con la voluntad de crear un tejido sólido y lo más amplio posible, del cual, y de forma puntual, RJF también pueda sacar proyectos relevantes para su propio futuro. Por eso, la compañía lleva a cabo una amplia tarea de análisis de proyectos en desarrollo en áreas terapéuticas especializadas con el objetivo de participar activamente en su evolución y facilitar su éxito.

    • ¿Qué innovación aportan al mercado?

      RJF aporta una manera de hacer innovadora, comprometida con la salud y con el sector del ámbito de las ciencias de la vida. RJF intenta mantener un papel activo como dinamizador en el sector, impulsando proyectos de investigación del país y de las pequeñas biotec, participando e intentando orientar en el camino para llegar al mercado. En este sentido, hemos pasado de hacerlo todo en casa a trocear el proceso de desarrollo y apostar por modelos de innovación abierta con los cuales nos sentimos muy cómodos. Entramos en fases iniciales del desarrollo de pequeñas compañías de investigación de este ecosistema que se ha creado en nuestro sector y que tiene una actividad creciente importante en Cataluña. Pensamos que en este ecosistema es donde nos tenemos que enganchar y donde debemos intentar tener un papel tractor, creemos que tenemos una responsabilidad y una oportunidad. Como prueba de este compromiso por el sector, la presencia en la Junta de CataloniaBio (la asociación de empresas del ámbito de ciencias de la vida que hacen investigación e innovación en Cataluña) desde hace años, en la cual en estos momentos somos presidentes.

      Además de la innovación radical, apostamos por la incremental, es decir, que a moléculas que existen y que han demostrado seguridad y eficacia, se les buscan nuevos usos, aplicaciones o formulaciones más adaptadas a las necesidades del paciente o profesional médico.

    • ¿Cuál es el hito más importante que han logrado hasta ahora?

      La integración con Natraceutical / Forté Pharma, que ha supuesto un salto en el aspecto de negocio con la presencia con más de 100 personas en Francia, Bélgica y Holanda, pero también otro salto por parte del accionariado como empresa familiar, puesto que no únicamente la familia que controlaba el 100% hasta ahora ha dejado entrar un nuevo socio en el capital, sino que nuestras acciones han pasado a cotizar en el mercado continuo español.

      La operación nace de una inquietud de negocio, de buscar crecimiento, complementariedades y diversificación. Ha supuesto una diversificación territorial, pero por el tipo de producto. Estábamos muy centrados en el producto farmacéutico y, por lo tanto, en el hecho de “curar” y nos acercamos hacia el ámbito del complemento nutricional y, por lo tanto, de la “prevención” con una salud de futuro en un ámbito más informado a través de Internet, más autogestionada.

      Pensamos que las compañías que trabajan en la salud tienen que buscar el balance y las líneas de unión adecuadas entre estas dos medicinas para dar una sola salud. En esta línea, la integración con Forté Pharma también supone una gran complementariedad estratégica.

    • ¿Qué les gustaría leer en los periódicos sobre su empresa dentro de unos años?

      Que RJF es una compañía referente en nuestro país por su aportación en la salud, en el crecimiento, y por su presencia internacional. Que su papel como tractora en algunos de los proyectos de investigación en casa haya sido relevante, y podamos ver algunos proyectos engendrados en nuestras universidades en el mercado internacional, idealmente de la mano de RJF. Todo esto relacionado con que las 850 familias que hay detrás de RJF no sean 850 sino que puedan ser 1.700.

    +

* Ignasi Biosca es consejero delegado de la farmacéutica Reig Jofre, a la que se incorporó en 2006, y presidente de CataloniaBio, la asociación de empresas del ámbito de las ciencias de la vida y la salud en Cataluña. Biosca forma parte de la junta de Farmaindustria (Asociación Nacional Empresarial de la Industria Farmacéutica establecida en España) y es miembro del consejo de administración de varias compañías biotecnológicas. Es ingeniero superior de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Catalunya con másteres en Telecom Paris Tech, IESE Business School y la Universidad de Berkeley (California).